Derecho de autor para autores, de José Luis Caballero Leal: guía para escritores

Derecho de autor para autores es una herramienta indispensable para todos los autores que aspiran a ser publicados o que ya lo han sido.

La obra ofrece a detalle, de manera práctica, los pasos que debe seguir un creador para la protección de su trabajo. Define los conceptos de autor y de obra, explica cuáles son los derechos morales y patrimoniales, así como las limitaciones a los derechos de autor.

También ofrece tips para el proceso de negociación, el contrato de edición o el tema de las convocatorias a concursos literarios.

El autor de este manual, José Luis Caballero, realizó estudios de posgrado en la sede de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en Ginebra, Suiza.

Es socio de Jalife, Caballero, Vázquez y Asociados, un bufete especializado en la atención de asuntos de propiedad intelectual y derecho corporativo.

(José Luis Caballero Leal.Derecho de autor para autores. Fondo de Cultura Económica y Libros sobre Libros, Ciudad de México, 2005, 76 p.)

Manual de análisis del discurso, de Helena Calsamiglia y Amparo Tusón: cómo traducir a los políticos

Las autoras parten de la premisa de que el éxito o fracaso de un proyecto puede depender de la capacidad para comunicar información relevante, sea o no de carácter político. En otras palabras, la tecnología y las redes sociales puede ser inútiles si una persona o una figura pública no sabe hablar y escribir correctamente.

“Con el desarrollo de los medios de difusión de la palabra –escriben las autoras–, la comunicación interpersonal se implanta cada vez más en un mundo diverso y desigual”.

“Los riesgos de malentendido, de incomprensión o de demagogia crecen en la misma medida en que aumentan las posibilidades de contacto entre gentes y grupos que pertenecen a culturas o subculturas diferentes”, explican.

Sigue leyendo

Manual de justicia para víctimas, de la ONU: guía para el respeto en los medios y contra el abuso de autoridades

En la mayoría de los casos, los derechos de las víctimas suelen ser olvidados una vez que se comete un delito. Por las autoridades preventivas, ministeriales, en los juzgados y también por los medios. Existe una responsabilidad compartida que suele omitirse por las partes que deben ofrecer atención y respeto.

El Manual de justicia para víctimas, preparado por expertos de 40 países convocados por la Organización Naciones Unidas, reúne los principios básicos que deben cumplir las autoridades de los tres órdenes de gobierno, pero también formula recomendaciones a los medios de comunicación, a partir de normas éticas y principios basados en los derechos humanos.

Por ejemplo, solicita el respeto a la vida privada de las personas, evitando divulgar rumores o insinuaciones sobre la víctima. En delitos que no sean homicidios propone abstenerse de identificar a la víctima por su edad y área donde el delito fue cometido, omitiendo nombres, direcciones de calles y números de cuadra.

De igual forma, sugiere no utilizar información obtenida de parientes que están en shock o alterados; identificar a los testigos sólo cuando ellos aceptan ser nombrados y cuando claramente la divulgación de su nombre en los medios no pueda provocarles algún peligro.

También sugiere “nunca publicar la identidad de un niño víctima” y tampoco la identidad de una víctima de ataque sexual sin el consentimiento previo de la misma, más allá de que el caso esté o no en los tribunales civiles o penales”.

(Manual de justicia para víctimas. Sobre el uso y aplicación de principios fundamentales de justicia para las víctimas del delito y del abuso de poder. Organización de las Naciones Unidas / Instituto Nacional de Ciencias Penales, México, 2004, 240 p.)

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: