El poder y la fuerza, de Mary Kaldor: el arte de la paz

“La transformación de la seguridad –escribe Mary Kaldor– va más allá del cambio tecnológico; implica un cambio en las relaciones entre las comunidades durante la guerra y en el carácter de las amenazas a las que nos enfrentamos”.

Sus conclusiones son aplicables a la realidad mexicana: “La incapacidad para comprender la transformación de esas relaciones sociales explica por qué los estadounidenses (y los británicos) se han visto progresivamente inmersos en una combinación de insurgencia y ‘confrontación, conflicto y combate’ sectarios que han atraído como un imán al terrorismo global”.

Mary Kaldor es profesora  del Centre for the Study of Global Governance en la London School of Economics and Political Science. En los años noventa comenzó a utilizar el concepto de “nuevas guerras”, a raíz de conflictos como el de Bosnia-Herzegovina. En El poder y la fuerza. La seguridad de la población civil en un mundo global revisa una década de intervención humanitaria hasta 2000 y los conflictos bélicos de la primera década del siglo actual.

“El único uso legítimo de la fuerza sería la intervención para evitar genocidios, violaciones a gran escala de los derechos humanos o ‘limpiezas étnicas’ –crímenes de lesa humanidad– pero tal intervención debería ser autorizada a nivel multilateral y tendría que adoptar métodos próximos no a la guerra, sino a los utilizados para asegurar el cumplimiento de la ley”.

El paradigma de “seguridad humana” no puede separarse del concepto de desarrollo y los mecanismos para alcanzarlo. México vive una confrontación armada atípica -del Estado contra  grupos criminales y de éstos entre sí- lo que mantiene bajo amenaza a la población civil. Muchos inocentes han muerto asesinados. Este libro ofrece pistas para conciliar las distintas posturas políticas para construir una estrategia de paz justa.

(Mary Kaldor. El poder y la fuerza. La seguridad de la población civil en un mundo global. Tusquets Editores. Ciudad de México, 2011, 338 p.)

El gobierno de sí y de los otros y El coraje de la verdad, de Michel Foucault: el arte del cinismo

La lectura de El gobierno de sí y de los otros y El coraje de la verdad es como asistir a una cátedra con uno de los grandes intelectuales del siglo XX. Los dos volúmenes se publican por primera vez en español y su lectura es fundamental: el propio Michel Foucault ofrece una reinterpretación de su obra e ideas.

El gobierno de sí y de los otros incluye 10 clases de dos horas cada una, del curso que Foucault impartió en el  Collège de France en 1983. El filósofo, se lee en la presentación, “aborda su enseñanza como un investigador: exploraciones pata un libro futuro, desciframiento, también de campos de problematización, que solían formularse más bien para una invitación lanzada a eventuales investigadores”.

Los cursos tenían una función en la actualidad del momento. “El arte de Michel Foucault consistía en abordar en diagonal la actualidad a través de la historia. Podía hablar de Nietzsche o de Aristóteles, de la pericia psiquiátrica en el siglo XIX o de la pastoral cristiana: el oyente siempre extraía de esos temas una luz sobre el presente y los acontecimientos de los que era contemporáneo”.

El coraje de la verdad recopila las 10 clases de dos horas que Foucault impartió en el Collège de France en 1984, poco antes de morir. De nuevo asistimos a una brillante cátedra con uno de los grandes intelectuales del siglo XX.

Una gran parte está consagrada a la presentación del cinismo antiguo, al que observa como pariente pobre de la filosofía. El cínico se hace notar por su modo de vida de ruptura, su lenguaje áspero y ataques verbales y virulentos. Viste como un vagabundo, carga una manta para dormir y anda descalzo.

Para Foucault, esa indigencia es la expresión manifiesta de una puesta a prueba de la existencia de la verdad. Los cínicos plantean la vida en su materialidad.

La temática es capital “porque permite el surgimiento de una dimensión casi totalmente inadvertida de la filosofía occidental clásica: la de lo elemental”, se advierte en las anotaciones.

Michel Foucault nació en Poitiers, Francia, el 15 de octubre de 1926 y falleció en París, el 25 de junio de 1984.

(Michel Foucault. El gobierno de sí y de los otros. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires, 2010, 430 p.)

(Michel Foucault. El coraje de la verdad. Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2010, 402 p.)

Indígnate, de Stéphane Hessel: insurrección pacífica

La violencia da la espalda a la esperanza, a la cual hay que dotar de confianza en la no violencia, escribe Stéphane Hessel (Berlín, 1917), uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 (después de ser torturado y recluido en un campo de concentración nazi por su origen judío y miembro de la resistencia francesa).

Se encuentra vigente el pensamiento de Nelson Mandela y de Maryin Luther King, dice en su alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica. “Es un mensaje de esperanza relativo a la capacidad de las sociedades modernas para lograr la superación de los conflictos a través de una mutua comprensión y una atenta paciencia. Para conseguirlo, hay que basarse en los derechos, cuya violación, cualquiera que sea el autor, debe provocar nuestra indignación. No cabe transigir respecto a estos derechos”.

(Stéphane Hessel. ¡Indígnate! Editorial Destino. Ciudad de México, 2011, 60 p.)

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: