Pasión en Iztapalapa, de Deborah Holtz y Juan Carlos Mena

La representación de la Pasión de Cristo, en Iztapalapa, en la Ciudad de México, es la de mayor concurrencia en el país y la que tiene más difusión en todos los medios.

Pasión en Iztapalapa representa una excelente memoria gráfica de esa tradición, que nació en 1843. Incluye cientos de imágenes y el testimonio de sus protagonistas en diversas épocas.

“No se le puede regatear seriedad a una celebración que pone en juego la resistencia física de los participantes y depende de un severo proceso de selección”, escribe Juan Villoro en el prólogo. “Todos los actores deben ser católicos de intachable reputación, y Jesús y María deben ser solteros”, dice.

El volumen incluye imágenes de siete fotógrafos (Jorge Pablo de Aguinaco, Karel del Ángel, Carlos Contreras, Ricardo Espinoza, Ricardo Maldonado, Guillermo Soto y Enrique Villaseñor). Tiene un epílogo de Carlos Monsiváis y textos de Laura Emilia Pacheco.

(Pasión en Iztapalapa. Deborah Holtz y Juan Carlos Mena, editores. Trilce Ediciones/Ed. Océano. México, 2008, 280 p.)

Historia económica de Chihuahua, de Héctor Antonio Padilla Delgado: los efectos de la maquila

La lectura de Historia económica de Chihuahua es indispensable para comprender lo que sucede ahora en la frontera entre México y Estados Unidos, en todos los ámbitos de vida transfronteriza.

El autor, Héctor Antonio Padilla Delgado, revisa el impacto socioespacial y político de la industria maquiladora de exportación y sus efectos en el reajuste de la industria nacional.

Pandilla concluye: “El cambio en la estructura productiva de Chihuahua y el desarrollo de la economía nacional introdujeron un conjunto de modificaciones en los ámbitos demográfico, territorial, comercial y político”.

“Las principales fueron: el avance del proceso de urbanización por efecto de la migración rural-urbana; la aparición en las grandes ciudades de un comercio favorecido por la derrama salarial de la industria maquiladora; problemas en el desenvolvimiento del pequeño comercio y crecimiento de la economía informal, provocados por la pérdida del poder adquisitivo de los salarios”.

Y, por último, “la aparición de una problemática sociopolítica originada por los rezagos en las condiciones de bienestar urbano y el impacto directo de la medidas de política económica, como las devaluaciones de la moneda”.

La obra llena un hueco en la historiografía de la frontera norte de México y arroja elementos no sólo para comprender el impacto de las decisiones en materia económica durante el periodo revisado, sino también para generar nuevas políticas públicas que permitan el establecimiento de mejores condiciones de desarrollo.

(Héctor Antonio Padilla Delgado, Historia económica de Chihuahua (nuestro pasado muy presente) 1970-1990. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, México, 2008, 162 p.)

Violencia contra las mujeres e inseguridad ciudadana en Ciudad Juárez, de Julia Monárrez: luz en el desierto

La vasta obra coordinada por la doctora Julia Monárrez Fragoso representa el mayor esfuerzo de sistematización de textos académicos y periodísticos relacionado con la violencia contra las mujeres en Ciudad Juárez, así como de las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales en materia de derechos humanos y las distintas respuestas del Estado mexicano.

“Quedan aún muchas interrogantes por resolver –escribe Monárrez Fragoso– en relación con las causas estructurales de la violencia e inseguridad que padecen hombres y mujeres, como el narcotráfico, el crimen organizado y la trata de seres humanos”. No obstante, señala, “las estrategias de prevención deben ir dirigidas, como lo muestran los datos, a los grupos de mujeres y hombres más vulnerables: a las y los pobres”.

El volumen si divide en tres partes: “Derechos humanos, academia y demografía en Ciudad Juárez” (recomendaciones de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y la respuesta del Estado mexicano, el feminicidio en los textos académicos, migraciones femeninas).

La segunda parte, “Violencia infligida por la pareja y feminicidio”, incluye capítulos sobre la violencia de género y su relación con la pobreza, las características de ese tipo de delitos en Chihuahua y otras entidades fronterizas.

Este apartado incluye el capítulo intitulado: “La violencia de pareja en el entorno urbano del estado de Chihuahua: hacia el diseño de políticas públicas”, en el cual se propone un conjunto de variables a tener en cuenta, como las de la marginalidad urbana, los antecedentes de violencia en la infancia de la mujer y su pareja, así como la demografía y los delitos de género.

En la tercera parte, “Inseguridad pública en Ciudad Juárez”, se parte del concepto de seguridad humana, se revisan las percepciones sobre inseguridad, las estadísticas delictivas y los niveles de confianza de las autoridades policiacas, como uno de los grandes pendientes de la agenda. También incluye recomendaciones generales y particulares para prevenir, reducir y erradicar la inseguridad pública en la frontera.

Por lo tanto, concluye Monárrez Fragoso: “El compromiso político del Estado y de las instancias procuradoras de justicia debe ir dirigido a la eliminación de la mujer por discriminación de género, pero también, como lo marcan las recomendaciones de los informes de los organismos nacionales internacionales de derechos humanos, debe abocarse a prevenir, investigar, sancionar y reducir toda inseguridad pública y desigualdad social y económica que lastime la vida de la comunidad”.

(Julia E. Monárrez Fragoso, Luis E.  Cervera Gómez, César M. Fuentes Flores y Rodolfo Rubio Salas, coordinadores. Violencia contra las mujeres e inseguridad ciudadana en Ciudad Juárez. El Colegio de la Frontera Norte/ Miguel Ángel Porrúa. Ciudad de México, 2010, 580 p.)

La realidad social de Ciudad Juárez, de Clara Jusidman y Héctor Padilla: radiografía de Paso del Norte

Un grupo de investigadores hilvana un diagnóstico preciso, con porcentajes y estadísticas actuales, de la situación que vive Ciudad Juárez: salud física y mental, educación, seguridad, vivienda, relaciones de convivencia, industria. Se trata de la mayor herramienta disponible para la elaboración de políticas públicas que tengan el propósito de restaurar a la frontera.

“Ubicada en la frontera norte el país, Ciudad Juárez se ha caracterizado por una intensa migración desde los años cincuenta, una pujante pero inestable industria maquiladora desde los años setenta, una presencia incontrolada del crimen organizado, una violencia sistémica de género y una ausencia total de Estado de Derecho”, escribe Clara Jusidman en la presentación del primero de los dos tomos de la obra, que resulta indispensable para conocer y comprender lo que sucede hoy en el antiguo Paso del Norte.

En la investigación participaron diversas instituciones públicas y privadas y contó con el apoyo de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, Incide Social, así como del Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social.

“Se parte de la idea –dice Jusidman–  de que en Ciudad Juárez se concretan varios programas sociales de los gobiernos Federal, Estatal y Municipal, además, se reconoce la existencia de un amplio sector de organizaciones sociales, civiles y religiosas que realizan actividades de servicio a terceros o de defensa de los derechos humanos y que se cuenta con un sector empresarial comprometido con el destino de la ciudad, que participa en el financiamiento de las actividades de la Fundación del Empresariado Chihuahuense”.

“Es decir –afirma–, en Ciudad Juárez existe la posibilidad de construir alianzas intersectoriales que permitan por una parte, potenciar los recursos disponibles para realizar intervenciones en el ámbito social y por otra, orientar mejor el destino de nuevos recursos con el fin de mejorar la calidad de vida en la ciudad y enfrentar las causas que subyacen en la violencia y en la inseguridad”.

El segundo tomo es un profundo diagnóstico sobre la situación de la tierra que prevalece en la actualidad, el cual documenta la brecha existente en los distintos sectores de la frontera. “Ciudad Juárez no es una unidad homogénea, sino un territorio con marcados contrastes en su interior”, escribe Hugo Almada Mireles.

(Clara Jusidman, coordinadora., La realidad social de Ciudad Juárez. Análisis social. Tomo 1. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, México, 2008, 362 p.)

(Hugo Almada Mireles, coordinador. La realidad social de Ciudad Juárez. Análisis territorial. Tomo 2. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, México, 2008, 130 p.)

 

¿Qué los hace leer así? Los niños, la lectura y las bibliotecas, de Geneviève Patte: libros amigables

La biblioteca de Clamart, en Francia es un ejemplo mundial de promoción de la lectura, por el espacio que dedica a la literatura para niños en una comunidad marginada y la forma de generar mecanismos para que los menores de edad lean. A partir de esa experiencia, Geneviève Patte ofrece un conjunto de reflexiones en el contexto del impacto que tiene Internet en todos los ámbitos de la vida humana, en un mundo que se “tecnifica” cada vez más.

La autora propone hacer un énfasis en la comunicación humana, en las relaciones interpersonales y la necesidad de reconocerse y pensar. “La lectura está en todos lados”, dice.

“La biblioteca se alegra de tanta diversidad y apoya fuertemente a quienes deseen avanzar con ella. Más que nunca, la biblioteca debe estar a la escucha. A su alrededor se tejen hilos. La biblioteca adquiere entonces rostros de una infinita variedad; con Internet, llega a redes que le permiten intercambiar experiencias y reflexiones y así avanzar incansablemente la causa de la lectura para todos”.

(Geneviève Patte. ¿Qué los hace leer así. Los niños, la lectura y las bibliotecas. Fondo de Cultura Económica. Ciudad de México, 2011, 270 p.)

Jóvenes fronterizos / Border Youth, de Norma Ojeda y María Eugenia Zavala-Cosío: el futuro diferente

Jóvenes fronterizos / Border Youth es una obra valiosa que permite establecer la visión que del futuro tienen las jóvenes transfronterizas, a partir de sus propias percepciones y expectativas relacionadas con su transición a la vida como adultos y los retos que enfrentan para incorporarse al mundo laboral.

A lo largo de trece capítulos, los autores revisan actitudes, percepciones y eventos de su formación individual, familiar y social en un contexto demográfico y social cambiante. ¿Qué piensan las adolescentes  sobre las relaciones sexuales, la anticoncepción, el matrimonio, la maternidad, la educación, la migración y las oportunidades laborales?

Las respuestas se obtienen mediante la revisión de encuestas y censos nacionales y regionales, en la región fronteriza de Tijuana, Baja California, en México, así como las ciudades de San Ysidro, National City y Chula Vista, en el condado de San Diego, en Estados Unidos.

De igual forma “se busca describir y explicar estos distintos aspectos a la luz de las inequitativas condiciones de género, los cambiantes valores y modalidades de la familia en la cultura mexicana, así como los retos que enfrentan los jóvenes, especialmente las mujeres, para desenvolverse en una sociedad basada en una economía global, que les demanda cada vez mayores niveles de capital humano y competencia en el trabajo”.

La utilidad de la obra radica en que ofrece las herramientas suficientes para generar políticas públicas de excepción en la región fronteriza, a partir de sus propias condiciones sociodemográficas y económicas, diferentes a las del centro y sur del país.

(Norma Ojeda de la Peña y María Eugenia Zavala-Cosío, coordinadoras. Jóvenes fronterizos / Border Youth. Expectativas de vida familiar, educación y trabajo hacia la madurez. El Colegio de la Frontera Norte. Tijuana, 2011, 398 p.)

Tijuana la horrible, de Humberto Félix Berumen: la construcción de un mito

La percepción que del exterior se tiene de Tijuana no necesariamente coincide con su realidad social y urbana. ¿Cuándo y cómo inició la construcción del mito que la identifica como una frontera abierta a la disipación y el vicio? ¿Cuál es límite entre la leyenda y la realidad?

En Tijuana la horrible, el investigador Humberto Félix Berumen responde a ese tipo de interrogantes. Su objetivo es el de aportar elementos para “comprender cómo se fue construyendo la representación imaginaria de Tijuana, su naturaleza y sus atributos sociales más reconocidos”.

Por lo tanto, propone ubicar ese imaginario en el terreno de las representaciones socioculturales “como un mito con identidad propia”. En la obra utiliza conceptos clave como “imaginario social”, “imaginario urbano”, “discurso mítico”, “discurso social” y “sociodrama”, como herramientas de análisis.

En la obra parte de la hipótesis de que la ciudad fue construida como un espacio lúdico-hedonístico para satisfacer las necesidades de una comunidad determinada, para lo cual estudia la experiencia turística, las circunstancias históricas y sociales que derivaron en la construcción del mito relacionado con una ciudad inmoral, a lo cual también ha contribuido la literatura, el cine y los corridos relacionados con el tráfico ilegal de drogas y el tratamiento periodístico desde el exterior.

El investigador concluye que la representación imaginaria de Tijuana inició en los años veinte del siglo XX, en una época excepcional del país. Primero, con la apertura de cantinas y casas de juego y la promoción publicitaria de las mismas, las cuales enfrentaron las campañas emprendidas por los grupos a favor de la prohibición del alcohol en Estados Unidos que veían a Tijuana como una encarnación del mal.

Sólo mediante la revisión de la historia puede comprenderse ese conjunto de estereotipos, símbolos y metáforas, que configuran una identidad negativa y estigmatizada que ha trascendido a su propia realidad social, que se mantiene en un permanente conflicto con la imagen pública que se pretende transmitir hacia el exterior.

El libro -que toma el título del texto publicado por el peruano Sebastián Salazar Bondy, Lima la horrible (Era, 1964)- se divide en seis capítulos: “Construcción de escenarios”, “La gestación del mito”; “La aparición del mito”; “La presencia en la literatura”; “La mitología de Tijuana”; y, “La imagen pública en conflicto”.

Humberto Félix Berumen (La Estancia, Zacatecas, 1956) es cronista de la ciudad de Tijuana desde 2003 y autor, entre otros libros, de De cierto modo. La literatura de Baja California, Narradores bajacalifornianos del siglo XX, La frontera en el centro y Nuestra ciudad mía. La primera edición de Tijuana la horrible se publicó en 2003.

(Humberto Félix Berumen. Tijuana la horrible. Entre la historia y el mito. El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, 2011, 410 p.)

Ciudad Juárez la fea, de Rutilio García Pereyra: la construcción de un estigma

“¿Por qué Ciudad Juárez tiene mala fama?”, se pregunta el doctor Rutilio García Pereyra. Pero, sobre todo, “¿quién o quiénes tendrían el interés por construir una imagen negativa de Ciudad Juárez?”

Ciudad Juárez la fea. Tradición de una ciudad estigmatizada representa un punto de partida para la comprensión del discurso actual de Estados Unidos sobre su frontera con México, particularmente el relacionado con el tráfico ilegal de drogas y de personas, así como las políticas públicas derivadas del mismo.

De igual forma, en el estudio se advierten las profundas diferencias económicas sociales entre las comunidades vecinas, así como el “fiel reflejo del uso y abuso del poder económico” de las ciudades de la frontera estadounidense.

Después de revisar hemerotecas, archivos y las obras que se han escrito para establecer la existencia de una leyenda negra, el investigador concluye que la información de la prensa escrita relacionada con la vida social de Ciudad Juárez “moldeó el desprestigio social que la caracteriza desde principios del siglo XX, para destacarlo con mayor énfasis durante la década de los veinte por efectos de fenómenos sociales como la prohibición del alcohol en Estados Unidos”. Tal situación influyó en la apertura de espacios para consumo de alcohol y drogas en las ciudades fronterizas.

García Pereyra lee con atención el tratamiento informativo y editorial de la prensa estadounidense sobre Ciudad Juárez, pero también el de los medios impresos locales, como La Patria (1919-1925), dirigido por Silvestre Terrazas, en el que se daba un gran peso a la opinión de la iglesia católica.

En El Paso Times y El Paso Herald se privilegiaban opiniones por parte de estadounidenses connotados con opiniones racistas y discriminatorias, tanto hacia las autoridades como a la población en general. De igual forma, las críticas que de la autoridad pública paseña vertían tanto reformistas como protestantes, a la que culpaban de la situación imperante.

Como advierte el investigador Carlos González Herrera en el prólogo, la obra no se detiene en ofrecer un catálogo “de las diversiones y los vicios que se enseñoreaban en Ciudad Juárez para el solaz y liberación de los paseños, que se preciaban de vivir en una ciudad limpia de libertinajes”.

El trabajo aporta como logro principal el análisis de un escenario doble, “el de una ciudad estrujada y succionada por la economía de mercado capitalista y, en el otro extremo, siendo estigmatizada por la remodelación moral, social, racial y de clase que en El Paso había emprendido el influyente sector anglo. Así, Juárez quedaba ubicada como proveedora tanto de mano de obra como de vicio y diversión”.

El libro está dividido en cuatro capítulos: “Construcción de imágenes en la prensa”; Representaciones de Ciudad Juárez en la prensa en español”; “Imágenes de Ciudad Juárez en la prensa en inglés de El Paso, Texas”; y, “Representaciones de El Paso en la prensa en inglés”.

Desde luego, aclara el autor, el título no tiene fines peyorativos, sino que se utiliza como un anclaje, en términos de Roland Barthes, para atraer el interés de los lectores.

García Pereyra es doctor por El Colegio de Michoacán. Tiene dos maestrías, una en Ciencias Humanas y otra en Artes Visuales, con especialidad en Comunicación y Diseño Gráfico, por la UNAM. También es autor del libro Católico, apostólico y exiliado (UACJ, 2010).

(Rutilio García Pereyra. Ciudad Juárez la fea. Tradición de una ciudad estigmatizada. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Chihuahua, 2010. 324 p.)

Crimen org, de Luis de la Corte y Andrea Giménez-Salinas: el negocio de lo ilegal

Luis de la Corte Ibáñez y Andrea Giménez-Salinas Framis ofrecen una revisión histórica a partir de la identificación de un fenómeno global y sus señas de identidad, los daños y perjuicios que causa, así como sus extensiones.

La primera parte de la obra incluye un análisis por país y las principales regiones del planeta: Italia (mafia siciliana, Camorra y otros); Estados Unidos (mafia italoamericana); Extremo Oriente (Yakuza, tríadas y otras bandas asiáticas); Iberoamérica (guerrillas, paramilitares, maras y cárteles, dedicando un apartado especial a México), además de España. También dedica un capítulo al crimen organizado en Eurasia, a partir de la caída del muro de Berlín y el impacto de la mafia rusa.

La segunda parte del libro analiza cómo son y cómo funcionan los grupos criminales, propone la existencia de un perfil del delincuente organizado, explora el papel de las mujeres y aspectos como la identidad étnica, cultural, nacional y regional de los integrantes de los grupos delictivos.

Además, el uso de la violencia política y el terrorismo, los nexos políticos de las bandas. En su análisis de las tendencias, su visión prospectiva no es halagadora, plantea escenarios aún más críticos y los motivos por los cuales no cabe esperar una pronta reducción del fenómeno.

(Luis de la Corte Ibáñez y Andrea Giménez-Salinas Framis, Crimen org. Editorial Ariel. Barcelona, 2010, 456 p.)

Jefe de jefes. Corridos y narcocultura en México, de José Manuel Valenzuela

La investigación académica de José Manuel Valenzuela es una de las pioneras sobre corridos relacionados con el tráfico de drogas prohibidas en México. En tiempos en los que se plantea la censura del género musical la reedición de Jefe de jefes resulta más que pertinente (la primera edición es de 2002).

La documentación permite ahondar al autor en la historia del contrabando entre México y Estados Unidos, tan antigua como la frontera misma y que floreció en algunas poblaciones a partir de los Tratados de Guadalupe-Hidalgo como la única forma de comercio posible.

Para el autor, las composiciones son metarrelatos que incluyen un conjunto de códigos comunes, por lo que en la obra identifica los diferentes vínculos que los corridos construyen con los actores y con su vida social.

“El poder de la fascinación que ejerce la narcocultura en nuestras sociedades no deriva de los cantos populares, sino de las expectativas de vida que genera, donde destaca la ponderación desproporcionada del consumo, del poder y de la impunidad”, escribe el investigador.

(José Manuel Valenzuela Arce, Jefe de jefes. Corridos y narcocultura en México. El Colegio de la Frontera Norte. Tijuana, Baja California, 2010, 270 p.)

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: