Sol de Monterrey, de Alfonso Reyes: poética maestra

Alfonso Reyes (Monterrey, 1889-Ciudad de México, 1959) fue uno de los mayores intelectuales mexicanos del siglo XX. Un prolífico narrador, ensayista, traductor y poeta. Sol de Monterrey puede considerarse como uno de sus poemas emblemáticos, al igual que Visión de Anáhuac.

Los versos son canciones de melancolía y nostalgia. “Sus imágenes entrañan y consolidan un paisaje donde infancia y resolana son un solo cuerpo”, escribe Minerva Margarita Villarreal en la nota introductoria de la selección de textos incluidos en este libro.

“Potencias inextricables de una identidad abierta a la naturaleza desde la perplejidad que convierte su asombro en ojos de observación extrema”, agrega.

Se lectura evoca recuerdos entrañables, aún para quienes no lleven lo regio en la sangre. El poeta canta al terruño, a las aves, al cielo, a los caballos, al Cerro de la Silla, pero también a las “Yerbas del tarahumara”:

Desnudos y curtidos,
duros en la lustrosa piel manchada,
denegridos de viento y sol, animan
las calles de Chihuahua,
lentos y recelosos,
con todos los resortes del miedo contraídos,
como panteras mansas.

Como afirma Villarreal: “El Arte poética con que abre este libro es una pieza magistral, una lección en sí, que se yergue como un faro en el profuso y abisal océano de la escritura alfonsina”.

(Alfonso Reyes. Sol de Monterrey. Ediciones El Tucán de Virginia / Conarte. Ciudad de México, 2011, 100 p.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: