En un lugar solitario, de Enrique Vila-Matas: historias por accidente

La biografía de Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948) parece una buena obra de ficción, pero es verdadera. Cuando era joven soñaba con ser cineasta, pero se convirtió en escritor por accidente.

En 1971 era soldado del ejército español en Melilla. Un día, tras beberse una botella de coñac, fumar kif y tomar cinco anfetaminas, se declaró demente ante un superior.

Fue internado en un hospital psiquiátrico militar durante veinte días. Posteriormente, de nuevo en servicio, le ordenaron investigar la desaparición de varias cajas de whisky. Así nació su primera novela, Mujer en el espejo contemplando el paisaje.

Esa novela es ahora intitulada En un lugar solitario, que da nombre al volumen que reúne los cinco primeros libros de Vila-Matas: Al sur de los párpados (su tercera novela, que no se había reeditado), La asesina ilustrada, Nunca voy al cine e Impostura.

(Enrique Vila-Matas. En un lugar solitario. Narrativa 1973-1984. Debolsillo, Ciudad de México, 2011, 474 p.)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: