Tijuana la horrible, de Humberto Félix Berumen: la construcción de un mito

La percepción que del exterior se tiene de Tijuana no necesariamente coincide con su realidad social y urbana. ¿Cuándo y cómo inició la construcción del mito que la identifica como una frontera abierta a la disipación y el vicio? ¿Cuál es límite entre la leyenda y la realidad?

En Tijuana la horrible, el investigador Humberto Félix Berumen responde a ese tipo de interrogantes. Su objetivo es el de aportar elementos para “comprender cómo se fue construyendo la representación imaginaria de Tijuana, su naturaleza y sus atributos sociales más reconocidos”.

Por lo tanto, propone ubicar ese imaginario en el terreno de las representaciones socioculturales “como un mito con identidad propia”. En la obra utiliza conceptos clave como “imaginario social”, “imaginario urbano”, “discurso mítico”, “discurso social” y “sociodrama”, como herramientas de análisis.

En la obra parte de la hipótesis de que la ciudad fue construida como un espacio lúdico-hedonístico para satisfacer las necesidades de una comunidad determinada, para lo cual estudia la experiencia turística, las circunstancias históricas y sociales que derivaron en la construcción del mito relacionado con una ciudad inmoral, a lo cual también ha contribuido la literatura, el cine y los corridos relacionados con el tráfico ilegal de drogas y el tratamiento periodístico desde el exterior.

El investigador concluye que la representación imaginaria de Tijuana inició en los años veinte del siglo XX, en una época excepcional del país. Primero, con la apertura de cantinas y casas de juego y la promoción publicitaria de las mismas, las cuales enfrentaron las campañas emprendidas por los grupos a favor de la prohibición del alcohol en Estados Unidos que veían a Tijuana como una encarnación del mal.

Sólo mediante la revisión de la historia puede comprenderse ese conjunto de estereotipos, símbolos y metáforas, que configuran una identidad negativa y estigmatizada que ha trascendido a su propia realidad social, que se mantiene en un permanente conflicto con la imagen pública que se pretende transmitir hacia el exterior.

El libro -que toma el título del texto publicado por el peruano Sebastián Salazar Bondy, Lima la horrible (Era, 1964)- se divide en seis capítulos: “Construcción de escenarios”, “La gestación del mito”; “La aparición del mito”; “La presencia en la literatura”; “La mitología de Tijuana”; y, “La imagen pública en conflicto”.

Humberto Félix Berumen (La Estancia, Zacatecas, 1956) es cronista de la ciudad de Tijuana desde 2003 y autor, entre otros libros, de De cierto modo. La literatura de Baja California, Narradores bajacalifornianos del siglo XX, La frontera en el centro y Nuestra ciudad mía. La primera edición de Tijuana la horrible se publicó en 2003.

(Humberto Félix Berumen. Tijuana la horrible. Entre la historia y el mito. El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, 2011, 410 p.)

3 pensamientos en “Tijuana la horrible, de Humberto Félix Berumen: la construcción de un mito

  1. Pingback: Los mejores libros de 2011 | Salón de Letras

  2. Pingback: Tijuana: la ciudad más odiada del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: