Los peces, de Sergio Fernández: alegoría del erotismo

La editorial Joaquín Mortiz publicó Los peces en 1968, novela que se convirtió en una obra emblemática del narrador y ensayista Sergio Fernández (Ciudad de México, 1926). El Fondo de Cultura Económica publica su cuarta edición, que el autor presenta como una alegoría sobre la sensualidad y el erotismo.

Según Fernández: “He considerado siempre que mi novela Los peces no es para que un lector la entienda sino que la sienta; de otra manera, la sintaxis resultaría (cosa que puede ser) un disparate. Lo que ocurre en la novela, explicado en una página a manera de antecedente, es que un cura –un sacerdote del Norte que está de vacaciones– encuentra en Roma a una muchacha que ha ido a curiosear el interior de Santa María Antigua.

“Él la persigue haciéndole proposiciones indecorosas que a la muchacha le marchitan, por así decirlo, el empeño que tenía; pues poco antes de llegar pensó –¡vaya milagro!– en acostarse con un sacerdote católico y en dos sucesos eróticos más que a ella (o a él, pues soy yo mismo el narrador femenino de la que quizá sea la primera novela lírica escrita en castellano, fuera de El Buscón, que está mal tomada como novela picaresca) le sucederían: acostarse con un negro y con un japonés. El primero se cumplió en unos baños del sur de Manhattan y el segundo en Lima, Perú”.

(Sergio Fernández. Los peces. Fondo de Cultura Económica. Ciudad de México, 2011, 132 p.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: