El enigma de la luz. Un viaje en el arte, de Cees Nooteboom: palabras vivas

Para escribir uno de sus libros memorables, Tumbas, el autor viajó por bastantes países para encontrarse con sus “muertos amados”, visitando las tumbas de Pablo Neruda, en Chile, o las de César Vallejo y Julio Cortázar, en París; la de Yasunari Kawabata en Japón y las de John Keats y Percy Bysse Shelley, en Roma, o las de Thomas Mann y James Joyce.

Con el mismo espíritu, Cees Nooteboom (La Haya, Holanda, 1933) recorrió algunos de los principales museos del mundo para ofrecernos el testimonio de alguien que no es experto en artes plásticas, pero que tiene una extraordinaria sensibilidad para describir lo que está observando.

El perfil de una pintura es narrado como el de una persona. Con sus ojos vemos los estudios de la naturaleza de Leonardo da Vinci, un Rembrandt, los interiores de Vermeer, los paisajes de Bruegel o las soledades de Hopper.

(El enigma de la luz. Un viaje en el arte. Cees Nooteboom. Editorial Siruela. Barcelona, España, 2007, 144 p.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: